COMUNIDAD EL PRODUCTIVISTA EN SLACK - PIDE TU INVITACIÓN AQUÍ

El arte de definir correctamente tus objetivos

Una pregunta que me hacen mucho tiene que ver con la definición de objetivos y cómo muchas veces no es claro si se cumplió o no con lo que se quería lograr.

En el siguiente artículo discutiremos las bases del por qué es importante tomarse el tiempo para definir claramente dónde quieres llegar.


Necesito terminar la presentación para presentar el proyecto y que me aprueben el presupuesto. ¿Cómo defino y separo mi objetivo de mis tareas en este escenario?

Primero que nada lo que debes hacer es tomar un poco de distancia y mirar el proyecto desde más arriba. Para qué estás haciendo lo que haces y hasta dónde llega tu influencia son dos variables clave que debes siempre tener presente.

Comienza a preguntarte y concatenar respuestas para encontrar la tarea final donde termina tu influencia y traspasas el delegable al siguiente en la cadena. Piénsalo como una carrera en serie donde debes pasar el bastón a quien sigue. Si no tienes el bastón, o si es el equivocado, todos en la línea hacia adelante sufrirán y no completarán el proyecto.

Define cuál es tú responsabilidad

Si bien el objetivo del equipo es ganar la carrera, es importante que tu tengas claro cuál es tu objetivo personal. En este caso el correr lo más rápido posible tu pedazo de carrera y no soltar el bastón.

Siguiendo el ejemplo anterior, puede ser que tu seas responsable de un área clave en el proyecto y que todo tu equipo necesite el presupuesto para seguir adelante. Por lo mismo tu responsabilidad final en este ejercicio es el lograr que aprueban el presupuesto. Para ello definiste ciertas tareas que pensaste eran importantes para conseguir tu objetivo, en este caso es el presentar el proyecto a cierto comité y para presentarlo harás una presentación en Powerpoint con todos los antecedentes.

Lo repetiré, tu responsabilidad final es lograr que te aprueben el presupuesto. Si para ello es mejor ir a tomarse un café con el dueño de la empresa, mandar un email a el directorio o bien ir a pedir porfavor que te den la plata, son todas tareas que debes considerar dentro de tu ámbito de responsabilidad. Tu no estás ahí para hacer una presentación powerpoint, estás ahí para lograr que se apruebe el presupuesto del proyecto.

Si logras tener lo anterior claro te darás cuenta de que muchas veces estás metido haciendo cosas que no tienen nada que ver con lo que realmente necesitas hacer.

Desgranando el choclo

Dado lo anterior, podemos decir que tu objetivo es “Aprobar el presupuesto para ejecutar el proyecto” teniendo presente que el presupuesto es un número dado y que el objetivo implica aprobar el 100% de dicho número. En resumen, si al final del día te aprueban el 100% del presupuesto, puedes decir que el objetivo se cumplió.

Pregúntate si hay cosas que pueden suceder que te hagan sentir que si bien se cumplió el objetivo, no conseguiste lo que querías. ¿Qué pasa si te aprueban menos dinero? ¿O si te lo aprueban pero para un proyecto paralelo similar? ¿O si te lo aprueban para dos años más?
Intenta ponerte en la mayor cantidad de casos similares y evalúa si sientes que cumpliste o no con lo que querías lograr en primer lugar. En este caso es ejecutar este proyecto en particular pero sin un timeline definido pero no mayor a 4 años, por lo que el solo hecho que me aprueben el presupuesto aunque sea en dos años marcará que conseguí mi objetivo. En otros casos sin duda será diferente.

La importancia del verbo

Definir objetivos claros, con un verbo claro que permita determinar su éxito o fracaso es clave en el tener un sistema productivo tanto para tu trabajo como para tu vida personal. En este ejercicio no utilizamos el verbo “presentar el presupuesto” o “comunicar el presupuesto” o el clásico “armar el presupuesto” sino que aprobar, un verbo que implica que en este caso fue autorizado el ejecutar dicho presupuesto para el proyecto en cuestión.

Tómate tu tiempo y evalúa con mucho cuidado el cómo defines tus objetivos ya que tus éxitos y fracasos se medirán finalmente con la vara que tu mismo te estás construyendo.

El Productivista

Regístrate a El Productivista y recibe gratis el reporte "Las 10 mejores herramientas para organizarte este 2018"

REGISTRARME
Close

50%

Regístrate completando los datos a continuación.

Tu información es completamente confidencial y puedes cancelar tu registro en cualquier momento.